La Generalitat premia a los inmigrantes con nociones de catalán y de la ley

El anteproyecto de ley de Acogida de Inmigrantes aprobado ayer sienta las bases para que los inmigrantes que acepten asistir a cursillos de lengua catalana y de conocimiento de la legalidad vigente lo tengan más fácil para conseguir el certificado de arraigo, imprescindible para regularizar su situación. Los cursos no serán obligatorios y la asistencia tampoco garantizará la obtención del certificado, pero el Gobierno catalán está convencido de que ésta es la vía que hay que seguir. “Los ayuntamientos nos habían pedido un marco común para determinar la expedición de los certificados, y así lo hemos hecho”, dijo ayer la consejera de Acción Social, Carme Capdevila.

Según informa El País, el texto aprobado ayer por el Gobierno y que el Parlament no ratificará antes de nueve meses deja en el aire la duración de los cursos así como sus contendidos exactos. Sin embargo, deja claro que las dos lenguas oficiales de Cataluña estarán presentes en los cursos. Se trata, dice, de que los inmigrantes consigan “competencias lingüísticas básicas en catalán y en castellano”. Con todo, el catalán, será lengua vehicular y prioritaria en las sesiones por su condición de “lengua propia de Cataluña”. El anteproyecto también establece que, una vez terminada la formación en catalán, se procederá a enseñar nociones de castellano a quienes “lo soliciten o lo requieran”.

El articulado referente a la enseñanza de la lengua es fruto de horas de negociación entre los tres socios de Gobierno. En un primer momento, Esquerra Republicana apostó por hacer los cursos obligatorios y sólo en catalán. Los socialistas, con el presidente Montilla en cabeza, forzaron a rectificar y a introducir las dos lenguas cooficiales.

La consejera de Acción Social insistió ayer en que el servicio de Primera Acogida, como se llamará esta formación, es mucho más que un cursillo de catalán. Además del componente lingüístico, habrá una entrevista personalizada con un agente de acogida, se dará formación sobre el mercado laboral al inmigrante, se le informará sobre el “modelo de sociedad catalana” y se le dará información sobre sus derechos y deberes.

¿Hacer el cursillo será garantía de obtener los papeles? No. Si bien los ayuntamientos deberán ofrecer el servicio de primera acogida -los primeros lo harán en 2010- nadie podrá obligar a los entes locales a firmar el certificado de arraigo de los inmigrantes, pues esto es una competencia que el Gobierno central delega en los alcaldes. “Sin embargo, confiamos en que no habrá problemas, pues los ayuntamientos son los primeros interesados en que se aclare cuándo deben expedir un certificado de arraigo y cuándo no”. La ley se aplicará gradualmente a todos los municipios pero hasta 2015.

This entry was posted in arraigo, catalán, legalización, Papeles. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>