El INE detecta la entrada de más de 40.000 inmigrantes al mes pese a la recesión

La recesión ha frenado la entrada de inmigrantes. Pero el flujo continúa creciendo de forma importante pese a las dificultades para encontrar un puesto de trabajo. Los datos los acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE), y ponen de manifiesto hasta qué punto la inmigración continúa desbordando las previsiones. En concreto, y según las estimaciones del INE, durante los primeros nueves mses del año nada menos que 371.226 inmigrantes se han inscrito en los distintos padrones municipales. La horquilla se ha movido entre los 45.072 inmigrantes que se inscribieron en el mes de marzo y los 35.148 registrados en agosto, lo que da idea de la intensidad del fenómeno migratorio.
Esto significa que cada mes se inscriben (como media) 41.247 inmigrantes en los registros oficiales, lo que ha sorprendido a los estudiosos en cuestiones de inmigración, que esperaban un reflujo más importante en la entrada de inmigrantes en un contexto económico tan negativo como el actual: la mayor recesión en medio siglo. Los datos del INE se hacen a partir de un modelo econométrico, ya que las cifras del Padrón se conocen con algunos meses de retraso. No son, por lo tanto, inscripciones formales en los ayuntamientos, pero sí son un indicador adelantado de lo que va a ocurrir.
Según un importante demógrafo que prefiere guardar su identidad, estamos ante un fenómeno derivado en parte al hecho de que trasladarse de un país a otro forma parte de un ‘proyecto vital’, por lo que muchas decisiones se tomaron antes de que se conociese la virulencia de la crisis económica. O dicho en otros términos, ahora están registrándose en los padrones municipales –con papeles de residencia o sin ellos- aquellos ciudadanos que tomaron la decisión de viajar a España hace uno o dos años en busca de un puesto de trabajo.
Las cifras del INE revelan, en cualquier caso, un frenazo importante en la entrada de inmigrantes. Entre enero y septiembre del año pasado se inscribieron en España 568.162 inmigrantes, un 53% más que en el mismo periodo de 2009. Lo verdaderamente relevante, sin embargo, es que al mismo tiempo que siguen entrando muchos inmigrantes, la salida del número de trabajadores extranjeros se ha acelerado de forma notable ante las dificultades para encontrar o mantener un puesto de trabajo. Según los datos más recientes de Estadística, nada menos que 316.873 trabajadores extranjeros fueron dados de baja en los padrones municipales durante los nueve primeros meses del año. La horquilla, en este caso, se mueve entre un máximo de 38.292 inmigrantes que fueron dados de baja del padrón en septiembre y los 31.946 de agosto.
Esta salida intensa en el número de inmigrantes ha podido compensar la llegada de extranjeros, y gracias a ello el saldo migratorio neto (relación entre los ciudadanos extranjeros que entran en el país y los que salen) ha caído en picado. Aún así, en los nueve primeros meses del año el padrón municipal ha registrado un aumento de 54.353 nuevos inmigrantes en un contexto extremadamente difícil desde el punto de vista de la actividad económica.
Hito histórico
La cifra es, en cualquier caso, notablemente inferior a los 443.930 inmigrantes que entraron en 2008 (saldo neto) para el conjunto del año o los 716.257 nuevos inscritos en 2007, año que marca un hito en cuanto a entrada de ciudadanos extranjeros coincidiendo con un ejercicio de fuerte crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB).
La entrada neta de población inmigrante explica, en cualquier caso, cerca del 40% del crecimiento de la población a lo largo de este año. Las estimaciones del INE indican que la población actual de España -con datos hasta el mes de octubre- se sitúa en 45.967.632 personas. O lo que es lo mismo, 139.460 ciudadanos más que al comenzar el año 2009.
El INE publica la información sobre la entrada de extranjeros a partir del flujo mensual de inmigrantes que proporcionan las Estimaciones Mensuales de Coyuntura Demográfica (EMECO), concretamente las referidas a las variaciones padronales identificadas como entradas en España procedentes del extranjero. Se trata, por lo tanto, de una estimación que posteriormente es confirmada con datos reales. Estos modelos demográficos son los que sirven para estimar el crecimiento de la población activa, y de ahí su importancia en términos económicos.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>